viernes, junio 27, 2008

Ojala fuese doctor en Alaska



Llevo unos dias de trabajo infernales, en unas condiciones al limite de lo humanamente soportable. Hoy fue un dia especialmente duro y tuve la desgracia de ser el objeto de la ira de un familar que perdio los papeles y empezo a insultarme a grito pelado delante de todo el mundo llamandome "payaso español", "vienes aqui a quitarnos nuestro dinero", "vete para tu pais" y cosas por el estilo. Y no es que me sienta ofendido, que no soy de los que lleva la patria tatuada en el pecho precisamente, pero me irrita sobremanera la gentuza que utiliza este tipo de discurso u otro por el estilo para intentar joder. Por supuesto la gente que trabaja conmigo, la que me conoce, se mantuvo a mi lado. Muy buena gente. Y la policia desalojo al exaltado, que iba rojo de la ira, rapidito y eficazmente. Por cierto, solo si por curiosidad lee esto, que sepa que a su mujer al final no le pasaba nada.

Como emigrante que soy no es frecuente que me insulten, y menos usando mi nacionalidad como argumento, pero si es lo suficiente como para que me resulte molesto, y es una molestia que, afortunadamente, no tengo la necesidad de soportar. Es decir, estoy aqui porque me da la gana. Soy emigrante, pero de lujo, porque gano dinero mas que suficiente para vivir bien, vivo a 3 horas de mi casa y paso absolutamente desapercibido salvo cuando abro la boca, a veces incluso cuando la abro. No me quiero ni imaginar lo que supongo tendran que aguantar y como se sentiran los sudamericanos, asiaticos, africanos o europeos del este que vienen a buscarse la vida por cuatro perras, a veces ni por eso, a España, Portugal, Alemania o Francia, a cualquiera de los paises ricos, supuestamente abanderados de la cultura y el progreso, cuna de la civilizacion mundial. Tenemos un problema pero por supuesto ya conocemos la solucion, los expulsamos a todos y asunto arreglado. Vamos, lo que el mamarracho de hoy queria hacer conmigo.

Cuando llego a casa despues de trabajar, a la 1:00 de la mañana o asi, tengo la suerte de poder ver la serie Doctor en Alaska (Northern Exposure) que repone el canal TNT de Digital Plus. Y es probablemente el unico buen momento del dia.

Un pueblo perdido en la nada, en el que tienes que desplazarte en avion para llegar a la ciudad mas cercana, habitado por nativos indios, americanos, europeos, el medico judio de Harvard y los chamanes locales, el astronauta rico y machote, homosexuales, mujeres liberadas, chicas tontas, conservadores, soñadores, universitarios y trabajadores. Me hace sonreir, me reconforta ver como conviven y se entienden entre ellos convirtiendo Cicely en un paraiso en la tierra, un lugar en el que la vida pasa como un agradable y surrealista sueño. Muchos dicen que es una serie rara llena de gente rara. A mi me parecen las personas mas cuerdas que jamas he visto.

3 Comments:

At 8:15 a. m., Blogger william said...

Não vou comentar o sucedido: que queres que te diga? Quanto à série, tenho os dois 1ªs anos, e é espectacular. A aviadora nomeadamente, é um vício...

 
At 2:34 p. m., Anonymous Anónimo said...

Liles:
Thuri, cuando vas a estar por Muros? iba a ir esta semana con la furgo pero no dan muy buen tiempo, así que lo dejo para cuando andes por ahí. Hay mucho imbecil suelto, o es que los pocos que hay hacen mucho por dejar huella de su existencia? A mi Silleda ya se me queda grande. El próximo salto profesional lo doy al Courel o a Trives. Y por que en las Cies no hay ambulatorio...
Un abrazo (escucha the baseball project, ya me dirás)

 
At 6:08 p. m., Blogger Sr Blas said...

William, bienvenido (supongo que habrás regresado de las vacaciones....que puta es la vida...). Pronto nos veremos.
Liles, andaré por Muros la segunda quincena de Julio, pasate cuando quieras que sabes que serás bien recibido.

 

Publicar un comentario

<< Home