martes, julio 14, 2009

Clásicos Modernos Vol. 29


Yo La Tengo - "I Can Hear The Heart Beating As One" (Matador, 1997)

Escoger un disco preferido de un grupo como Yo La Tengo puede resultar doloroso, tan doloroso como a un padre decantarse pr un hijo u otro. Los que no tenemos prole nos ponemos en vuestro lugar.

No sé si puedo dar una razón muy lógica de por qué me gusta éste disco por encima de todos. Se me ocurre que tal vez porque es el más experimental o quizás porque encierra en sus 16 temas un resumen casi perfecto de lo que era la música de los 90. Porque en este disco Yo La Tengo se deja llevar sin complejos y saca a la luz sus gustos y sus influencias, realizando en el fondo un ejercicio de modestia si se lo paran a pensar: somos muy grandes pero no negamos que admiramos a contemporaneos como Stereolab, Pavement y por supuesto Sonic Youth. Si afinas el oído identifiacarás a más de media docena de referencias. Pero bueno, lo más probable es que me quede con él porque lo estoy escuchando en este moento por milésima vez y me apetecía escribir un poco, que me relaja. Si es que son como mis hijos.

Lo mires como lo mires y aunque tú prefieras otro disco de Yo La Tengo, tendrás que reconocer que "I Can Hear The Heart Beating As One" tiene algo especial y diferente.

Moby Octopad


Sugarcube


Autumn Sweater


Spec Bebop


My Little Corner Of The World


Por cierto, sabeis de dónde sacaron el nombre? Ira Kaplan es un loco del beisball y muy fan de los New York Meets. En el año 1962 en el equipo jugaba un jugador llamado Richie Ashburn que chocaba constantemente con su compañero venezolano Elio Chacón, que no halaba ni palabra de inglés. Ashburn, cansado de los golpetazos recibidos por Chacón cuando disutaban una bola aprendió a decir en español "Yo la tengo!!". Así en medio de un partido vió feliz como Chacón se detenía en vez de arrollarlo cuando oyó el grito de "Yo la tengo!". Sin embargo, cuando ya suspiraba tranquilo, otro compañero llmado Frank Thomas, que no hablaba español, se lo llevó por delante como una locomotora. Tras esto, Thomas le preguntó a Ashburn qué cojones significaba «Yellow Tango».

1 Comments:

At 12:44 a. m., Blogger lilon said...

lo del nombre de Yo La Tengo es de esas dudas que jurás mirarás en google y que surgen siempre sin un ordenador delante. Y que se evaporan ante la presencia de un teclado. Es buenísima, graciñas

 

Publicar un comentario

<< Home