viernes, marzo 28, 2008

Sr Chinarro - "Ronroneando" (2008)



Por fin tengo en mi poder (comprado directamente a Mushroom Pillow) el último y esperadísimo disco de Sr Chinarro. "Ronroneando" sigue el camino que inició hace 3 años con el excelente "El Fuego Amigo" y que continuó en el 2006 con la obra maestra "El Mundo Según". En este momento no tengo palabras para decir lo que me parece, estoy demasiado ocupado escuchándolo, disfrutándolo como un niño de 5 años al que le acaban de regalar el barco pirata de los clicks de Playmobil. Solo cuatro cositas: es una jodida maravilla. Sr Chinarro es el más grande, punto, raya, punto.

El 9 de abril en Vigo no me lo pierdo ni que se anuncie la tercera guerra mundial.

Escúchalo entero en su myspace.


Como mola el barco, qué no?

3 Comments:

At 11:30 p. m., Anonymous manolo said...

es curioso. ése es el regalo de reyes que le he hecho a mi sobrino este año. pero el de chinarro ahí ando decidiendo si lo compro o no. en vinilo dudando de que cuando se agote me arrepienta, porque si estuviera solo en cd no me lo compraba sin dudar.

 
At 2:20 p. m., Blogger Sr Blas said...

Cómpratelo Manolo, en CD o en vinilo (sabrás que la edición en vinilo tiene una canción más...) o te lo compras de las dos maneras. Porque los discos de Chinarro se compran, no se bajan. Se bajan los de Ramoncín.
Y por cierto, tu sobrino te adorará, porque vaya regalazo. Yo nunca tuve el barco pirata. De hecho nunca tuve nada especial de los cliks, solo algún muñequito suelto y poco más. Es una espinita que tengo clavada, sniffff.

 
At 6:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

liles:
nos vemos en vigo el 9, me llevo a tu hermano y concretamos lo de la cena compostelana. Aún no oí el "ronroneando", pero veo que no defrauda.
El barco pirata me recuerda lo hijoputa que puedo llegar a ser. Me lo habían prometido por un cumpleaños si dejaba de morderme las uñas. Era un pequeño cabroncete noxento de dedos ensangrentados, nunca sabía cuando dejar de morder los pellejos. Pero hice el esfuerzo para conseguir la joya de la corona del "universo clik". Una semana de monazo ungueal y el barco era mio. El día que me lo regalaron lo celebré dándome un banquete de queratina. Antes había rajao suavemente 2 de las velas y le rallé el casco para que no lo pudiesen devolver. Lástima, hubiese sido un buen político

 

Publicar un comentario

<< Home